febrero 22, 2024

LOS PARTIDOS TRADICIONALES NOTRAICIONAN SUS PEORES TRADICIONES

Es muy común en la opinión pública decir son todos iguales o lo peor de los partidos tradicionales es la reproducción de sus peores tradiciones en cuanto a nepotismo, el clientelismo y el atornillan amiento de sus dirigentes, hasta que la ciudadanía se cansan de sus caras de no culpabilidad retirándole su apoyo para siempre.

Cuando hablamos de partidos tradicionales, incluimos blancos colorados y frenteamplistas, porque ya son los tres parte de la historia de gobiernos reiterados en este país, casi cien años los colorados, 20 los blancos y 15 la coalición frentista, aunque el reciente partido creado de Cabildo Abierto también le cae el sayo en algunos aspectos, como lo ya demostrado de discrecionalidad para otorgar viviendas o cargos en Salud Pública de personas cercanas a este partido en designaciones de confianza y no tanto.

Mirando la composición de los principales dirigentes de los partidos que han sido gobierno vemos reiteradamente la continuidad de los apellidos y la frecuencia de los que son hijos de, sin mayores atributos personales muchas veces y con mucha facilidad para ascender, dentro de la estructura partidaria la mayoría de las veces.

En los colorados se reitera el apellido Batlle e incluso el último que asedió a una banca ni siquiera participaba activamente y de un día para otro apareció en escena, al igual que Sanguinetti, Hierro, Flores Mora, y tantos más, aunque los resultados de las últimas elecciones han generado un recambio generacional obligado como la siesta del jacarandá.

Actualmente hay un derrame de nuevos nombres aspirantes a la utopía de reiterar un presidente colorado, que si no fuera porque siempre algo recogen parece absurdo que tenga tantos ilustres candidatos testimoniales en su mayoría, tal es así que todo la estrategia y táctica desarrollada por el Doctor Julio María en la elección pasada, fue tras la figura de Luís Lacalle y no de alguien de su propio partido a sabiendas de lo inútil de su esfuerzo.

Seguramente una de las causas del debacle del partido batllista haya sido su retiro del gobierno y su imposibilidad de la distribución de cargos permanentes, para mantener una estructura de trabajo que le permitiera seguir colocando gente en el estado.

Durante tantos años de gestión los colorados han creado una estructura estatal afín a sus intereses que solamente las crisis económicas reiteradas pudieron destruir, porque un permanente ingreso de funcionarios solamente se podría mantener engordando el estado con mayores recursos.

El partido nacional reitera muchos vicios de su tradicional rival en cuanto a apellidos y las pocas veces que ha sido gobierno la familia Lacalle Herrera ha tenido el bastón presidencial en un 50% de los casos y en el 25 % por el Doctor Herrera que no llegó a ocupar el sillón por su muerte antes de asumir.

De cualquier manera ha sufrido en los ´últimos tiempos una renovación importante, quizás debido a su permanencia en el llano desde el año 95 y sobretodo la segunda presidencia del frente amplio, cuando se negaron a participar de las minorías renunciando a su rol de control que le ciudadanía le había otorgado y no dejando opción para mantener un grupo de ciudadanos en el gobierno, para mantener una estructura mínima financiada por el estado y obligando a sus mejores cuadros a volcarse a la actividad privada para mantener sus ingresos.

En el caso de los blancos, las Intendencias han sido el lugar elegido para mantener algunos cuadros que fueron quedando a la intemperie, y como las fue recuperando, su capacidad de mantener muchos técnicos trabajando e incluso en muchos casos por su capacidad de gestión comprobada, ha si do una forma reiterada de trabajo.

Conozco casos de personas que fueron directores de entes públicos o incluso subsecretarios de ministerios, que recalaron hasta hoy en alguna intendencia e incluso hasta el partido colorado lo ha hecho, pero con la restricción de tener un solo departamento donde cubrir esas necesidades.

Por eso me causa risa el ultra liberal Conrado Houst cuando ataca al estado y que todo debe ser privado y esto nadie me la contó, luego de su pasaje como segundo de la OPP andaba en una camioneta trabajando para la Intendencia de Maldonado directamente o a través de un organismo internacional, no recuerdo exactamente la chapa del vehículo.

Continuará……………….