febrero 21, 2024

En plaza Alí Primera convergieron diversas expresiones culturales de Uruguay y Venezuela

La plaza Alí Primera en Nicolich se convirtió en un escenario en el que convergieron diversas expresiones culturales de Uruguay y Venezuela. La reforma de la plaza, liderada por el Municipio de Nicolich – Ciudad Gral. Líber Seregni y la Intendencia de Canelones, revitalizó un espacio público inaugurado en 2010. El nombre de la plaza buscó honrar la memoria del músico, ícono de la canción de protesta, que dejó un gran legado musical influyente en toda América Latina. Sus letras profundas, que abordaron cuestiones políticas y sociales, continúan siendo relevantes en la actualidad, al igual que lo eran hace más de 50 años.

El proyecto de remodelación de la plaza consistió en la reconformación del perímetro con cordonetas, la reparación de los bancos metálicos existentes y la sustitución del mangrullo de madera existente por otro nuevo de mayor tamaño. Además, se construyeron dos juegos de bancos de hormigón, un fogón, una media cancha de básquetbol, caminería de hormigón y de losetas. Se instalaron dos juegos de livings de hormigón, maceteros, un bicicletero de metal y depósitos de residuos. La intervención implicó también la instalación de nuevas luminarias y el acondicionamiento de las calles que circunvalan el espacio.

En una jornada que fusionó la tradición carnavalesca de nuestro país con la esencia artística de Venezuela, se instaló un tablado que recibió las primeras expresiones del carnaval canario. La murga La Malta de Las Piedras y la comparsa Renacer de Nicolich fueron las responsables de abrir los tablados de la localidad. En el evento estuvieron presentes el Embajador de Venezuela en Uruguay, Yldefonso Finol, el Alcalde de Nicolich – Ciudad Gral. Líber Seregni, Líber Moreno, el Director General de la Secretaría de Descentralización y Participación de la Intendencia, Ruben Moreno, el integrante de la Secretaría de Relaciones Internacionales, Martín Clavijo, concejales y concejalas, vecinos y vecinas.

El Alcalde Moreno enfatizó el homenaje que se realizó a la figura de Alí Primera con el nomenclátor de la plaza y dijo que fue “un luchador social por la mejora de la situación de la población como la que hay acá, en nuestra zona. Un referente del trabajo social que es necesario seguir haciendo”.

Canto oriental,

canto amigo

El Embajador Finol, por su parte, elogió la hospitalidad de Uruguay, un país de acogida que ha recibido a aproximadamente unos 20.000 migrantes venezolanos, según el último censo. Hizo hincapié en que la migración venezolana enfrenta una persecución violatoria de los derechos humanos y por este motivo expresó su agradecimiento a Uruguay y remarcó la importancia de la solidaridad internacional en medio de desafíos migratorios.

A su vez, recordó cómo Alí Primera le cantó a Uruguay, transmitiendo un canto oriental y amistoso que elevó la representación de la canción latinoamericana, comparable a figuras como la de Zitarrosa, los Olimareños y Daniel Viglietti. Además, destacó la figura del músico como un símbolo e ícono del arte popular comprometido y representante de causas emancipatorias en América Latina.

Al abordar el tema de las migraciones, el Alcalde Moreno indicó que “se está haciendo un esfuerzo para contactar con los migrantes en una zona en la que existe mucha migración latinoamericana en todo el territorio. Hay mucha gente nueva y para nosotros es muy importante que puedan insertarse en la dinámica de la zona y sentirse cómodos en nuestro país”.

El Director Moreno, en tanto, resaltó los vínculos históricos que unen al pueblo venezolano con el uruguayo y expresó su agradecimiento por la solidaridad del pueblo venezolano hacia los compatriotas afectados por las secuelas de la última dictadura militar en Uruguay, haciendo especial mención a la maestra Elena Quinteros, que aún permanece desaparecida. Finalmente, parafraseando al Alcalde de Nicolich, subrayó la importancia de crear comunidad y de comprender la necesidad de albergar sueños tanto individuales como colectivos. Gracias a estos sueños se logró la construcción de una escuela de tiempo completo, una UTU, un gimnasio, calles iluminadas, una plaza y otras obras que han contribuido significativamente a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona.

La cultura nos une

Con fondos departamentales y locales, se pudo mejorar la plaza, donde la participación de la comunidad fue fundamental. El espacio central sirvió como escenario para la comparsa local Renacer, quienes visten los colores de la bandera venezolana: amarillo, rojo y azul. Su Directora, Graciela Echeverría, que además es concejala del municipio, enfatizó el esfuerzo que realizan niños, niñas, adolescentes y sus referentes adultos para llevar adelante la comparsa, que actualmente cuenta con unos 25 integrantes.

Otro de los números artísticos de la noche fue la interpretación de la bailarina venezolana y vecina de Colonia Nicolich Ivana Sosa, que interpretó dos canciones típicas de su país: el Manduco y el Joropo. Su mamá, Andreína Oleaga, explicó que llegaron a Uruguay en el año 2021 y que se han sentido muy bien recibidos. “Es un orgullo estar acá. Para mí, como venezolana, es un gran honor que las autoridades locales le hayan dado un nombre tan lindo a esta plaza”, sostuvo.

El Gobierno de Canelones renueva su compromiso con el desarrollo de una política integral de atención a los migrantes, que se basa en los siguientes principios:

– Reconocimiento y respeto de los derechos de todas las personas migrantes.

– Igualdad de trato y de goce de derechos entre nacionales y extranjeros.

– No discriminación.

– Integración sociocultural.

– Respeto a la diversidad e identidad cultural.

Este compromiso gubernamental refleja la importancia de la diversidad y la inclusión en la región.