diciembre 5, 2023

El barrio Nueva Esperanza renace y se transforma

En la plaza del barrio Nueva Esperanza en Solymar norte, Municipio de Ciudad de la Costa, se llevó a cabo una plantación de árboles que consistió en seis ejemplares de catalpa. La actividad reunió a vecinos y vecinas junto a autoridades departamentales y locales, así como referentes de comisiones vecinales. Este barrio se está transformando gracias al desembarco del Plan de Mejoramiento de Barrios (PMB) que llevan adelante el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) y la Intendencia de Canelones. Este nuevo espacio público está tomando forma y la plantación de árboles no solo embellece el espacio, sino que también tendrá impactos positivos en la calidad de vida de la comunidad, que podrá disfrutar de la sombra proporcionada por los tupidos follajes. Recientemente se han instalado juegos, que ya han sido difrutados por los más pequeños: niños y niñas que asisten al merendero del barrio. “Esto habla de que se apropiaron del espacio y ya lo están disfrutando”, expresó el Director General de la Agencia de Vivienda y Convivencia Ciudadana del Gobierno de Canelones, Rodrigo Amengual, que, a su vez, informó que la plantación es parte del Plan de Forestación que lleva adelante la Intendencia y que en esta oportunidad cuenta con el apoyo de las comisiones de fomento de Shangrilá, la Asociación Civil Nueva Esperanza (ACNE), el Proyecto Canelón, impulsado por el Municipio de Ciudad de la Costa, y el equipo técnico del PMB. Por su parte, la Alcaldesa del Municipio de Ciudad de la Costa, Mtra. Sonia Misirián, acompañada por los y las concejales, manifestó la alegría que representan estas inicitaivas de progreso y encuentro. “El municipio participa y acompaña en todas las instancias que corresponden y que podemos. Nos encanta ver el progreso del barrio, no sólo las viviendas sino la plaza, el encuentro, que sea un lugar intergeneracional para que las familias disfruten con tranquilidad”, consideró.

Una transformación muy importante

Juan Carlos, un vecino del barrio desde hace 35 años, aprovechó la instancia para agradecer todo el trabajo realizado. Para él, es “renacer de nuevo, volver a la niñez. Este barrio era un desastre y hoy en día es una hermosura. Mucho trabajo del barrio, toda la gente que colaboró y se propuso a trabajar para que hoy disfrutemos de todo esto”, agradeció. El predio de la plaza era un espacio subutilizado, inundable y con acopio de restos vegetales y escombros. “Primero, se limpió el espacio, se hicieron las obras hidráulicas y ahora hay buena recuperación de un espacio mucho más grande. Es transitable, accesible, permite el encuentro y el juego”, destacó Amengual. Además, comunicó que contará con bancos, estación saludable, rincón infantil, cancha de fútbol y básquetbol, a las que sólo resta pintar y colocar redes. En el perímetro de la plaza destaca un hermoso mural que rescata la memoria e identidad del barrio y lleva el título de la canción de Jorge Drexler que esta comunidad encarna: “Todo se transforma”.